Fotolibros para celebrar el Día Internacional del Libro 2022

TOT de Ricardo Casas y Dulce y salada de Jorge Panchoaga son los dos fotolibros escogidos por nuestra colaboradora Isabel Hernández, fotógrafa, escritora y librera especializada en fotografía, para celebrar el Día Internacional del Libro.

Una vez al mes, contamos con la colaboración de Isabel Hernández, librera especializada en fotografía, para nuestra sección de fotolibros recomendados. Este mes de abril, coincidiendo con el Día Internacional del Libro, nos propone dos libros de fotografía de dos magníficos fotógrafos. Por un lado, el fotolibro TOT del fotógrafo español Ricardo Cases y, del otro, el fotolibro Dulce y salada del fotógrafo colombiano Jorge Panchoaga.

Fotolibro TOT de Ricardo Cases

En primer lugar, Isabel nos recomienda el fotolibro TOT de Ricardo Cases, recientemente publicado por la editorial Dalpine junto a la editorial japonesa Torch Press, que ha contado con el apoyo del Centro Cultural Las Cigarreras (Alicante). Un trabajo realizado entre enero y junio de 2019, a lo largo de los 15 km que separan la casa del fotógrafo del colegio de su hija, que plantea dos problemáticas: las limitaciones en la vida de un fotógrafo, tanto familiares como profesionales, y las limitaciones del propio lenguaje fotográfico. 

Sentir lo que ves desde la intuición, significa entrenar un músculo importante, el de la mirada. Antes de la técnica está el corazón y el corazón escucha mejor que late, esto es lo que sucede con Ricardo Cases, un hombre que tiene afinado el oído fotográfico para lo próximo y lo cotidiano. TOT es un infinito mensurable, un parpadeo, una palmada: mira esto, mira cómo se mueve la luz, mira el color, pero míralo como si pudieras sentir el sabor del color en el cielo de la boca. Sacar el libro de la caja es liberar 1655 imágenes que nos seducen con su cadencia de viñeta. La vida sale al encuentro y TOT la guarda en un espacio dinámico que demuestra que 15 kilómetros, los que separan la casa del fotógrafo del colegio de su hija, dan para muchas vidas.

Este libro juega en la liga de la complicidad, los cambios de perspectiva y la intención mutable del encuadre, hacen que una escena sea un juego de muñecas rusas que nos invitan a saltar dentro y mirar lo que a nosotros nos apetezca mirar, aquí no hay reglas para enfrentar las imágenes, todo vale, la libertad visual era esto, un regalo en dos tomos editado con mimo por Dalpine y Torch Press.

Llevándole la contraria a la teoría de la decantación, es inevitable pensar, al tener el libro entre las manos, que en ocasiones a la esencia se llega por acumulación. Tan vital como una canción que no puedes sacarte de la cabeza y te hace chasquear los dedos al ritmo de las imágenes, este libro es pura vida. La importancia de saber retratar lo que tienes a mano nunca tuvo un ejemplo tan valiente, porque pone sobre el encuadre los límites del lenguaje fotográfico y las limitaciones en la vida del fotógrafo, que oigan, son tan particulares como compartidas por el resto de nosotros, con la sutil diferencia de que él hace algo extremadamente valioso con ellas. Benditos límites.

Isabel Hernández.
  • Cubierta del fotolibro TOT de Ricardo Cases
  • Cubierta del fotolibro TOT de Ricardo Cases
  • Interior del fotolibro TOT de Ricardo Cases
  • Interior del fotolibro TOT de Ricardo Cases
  • Interior del fotolibro TOT de Ricardo Cases
  • Interior del fotolibro TOT de Ricardo Cases
  • Interior del fotolibro TOT de Ricardo Cases
  • Interior del fotolibro TOT de Ricardo Cases
  • Interior del fotolibro TOT de Ricardo Cases
  • Interior del fotolibro TOT de Ricardo Cases
  • Interior del fotolibro TOT de Ricardo Cases
  • Interior del fotolibro TOT de Ricardo Cases
  • Interior del fotolibro TOT de Ricardo Cases

TOT.
Dalpine/torch press, 2022.
Número de páginas: 208 páginas (2 libros).
Número de fotografías: 1.655 imágenes en color.
Estuche + cinta roja impresa.
Tamaño: 20 x 23 cm.
Fotografías: Ricardo Cases.
Diseño: Ricardo Cases + Tipode Office.
Postproducción: Arena Retouch.
Impreso por Impresum.

Fotolibro Dulce y salada de Jorge Panchoaga

En segundo lugar, Isabel nos recomienda el fotolibro Dulce y salada de Jorge Panchoaga, publicado en el año 2018 por su propia editorial CROMA y la editorial Unimagdalena. Un proyecto iniciado en el año 2010 que recorre la vida cotidiana de los habitantes de Nueva Venecia y el ecosistema en el que habitan y, al mismo tiempo, explora el deterioro medioambiental y social de la Ciénaga Grande Santa Marta, ubicada en el Caribe colombiano.

El título del libro alude al proceso de mezclar el agua dulce proveniente del río Magdalena y el agua salada del mar Caribe, dando como resultado una salinidad entre dulce y salada.

Fotografía de Dulce y salada de Jorge Panchoaga
© Jorge Panchoaga.

Adentrarse en el agua como territorio, pulsar la cadencia de quien boga el río con el propio cuerpo, sentir el peso de las noches igualito al peso de una desaparición, porque sumergirse en Dulce y salada de Jorge Panchoaga, es olvidarse de la tierra y entrar en un estado de vínculo silencioso con sus páginas. Lo que somos antes de experimentar este libro se ve alterado por la atmósfera de un mundo que se nombra en los oscuros lugares de un saber que sabe convivir con los mosquitos, el calor, la falta de agua dulce y el ritmo de quien construye su memoria y la sobrevive. Si no sabes navegar o nadar, más vale que aprendas, si quieres conocer la verdad que guarda la cadencia y el rumor de sus imágenes, es hora de aceptar el mundo líquido, te va la vida en ello. Pasar páginas es remar hacia la historia que se cuenta desde la perspectiva de quien se levanta de madrugada por y para el agua. Este libro es un secreto construido sobre un palafito, una estructura que nos permite sentir la ficción del suelo bajo nuestros pies en forma de libro.

Jorge Panchoaga ha conseguido crear un cuarto estado del elemento acuático. Dejando atrás lo líquido, sólido y gaseoso, ha conquistado el estado de la memoria, aunque nunca estuvimos allí, una vez que nuestros ojos se detienen y nuestras manos sujetan las páginas de este magnífico libro, comenzamos a creer en el viaje y lo recordamos. La vida de los habitantes de Nueva Venecia, se nos antoja con el mismo rumor de sus noches, el coloquio de sus perros y el suave sonido que elabora el cuchillo en la carne del animal recién pescado. Recordar lo hostil y aceptarlo próximo, vivir, porque, aunque nos resulte exótico, es posible vivir, amar, matar y ver morir rodeados de gran parte de lo que somos: un gran desierto de agua.

Isabel Hernández.
Vídeo presentación del fotolibro Dulce y salada de Jorge Panchoaga.

Dulce y salada.
CROMA/Unimagdalena, 2018.
Número de páginas: 90.
Tamaño: 19×27 cm.
Fotografías: Jorge Panchoaga.
Texto: Juan Cárdenas.
Edición: Jorge Panchoaga y Gonzalo Golpe.
Diseño: Alejandro Moreno y Santiago Murillo.
Preimpresión: La Troupe.
Impresión: Panamericana formas e impresos S.A.
Tipo de encuadernación: rústica.

El proyecto Dulce y salada es concebido como un proyecto multiplataforma que cuenta, además del fotolibro, con una plataforma web en la que se incluyen videos, audios y fotografías; con una obra sonora que reflexiona sobre el tiempo humano y el tiempo geológico, cortada en vinilos seriados y editados en 3 versiones: Glaciar, Lluvia y Niebla; con una exposición compuesta por fotos, audios y videos que se adapta según el espacio que la acoge; con acciones en medios de comunicación e intervenciones en espacios urbanos.

Obra sonora Glaciar del proyecto Dulce y salada de Jorge Panchoaga.

Para finalizar, Photo Art Books, os recomienda para el Día Internacional del Libro cualquiera de los fotolibros que podéis encontrar en las secciones de fotolibros recomendados y fotógrafos y fotógrafas.

¿Qué os han parecido las recomendaciones para el Día Internacional del Libro? ¡Os leemos!

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Go to top